Qué comen los lémures, su dieta en función de la edad y especies

Qué comen los lémures

Los lémures son un conjunto de primates endémicos de Madagascar. Estos primates gozan de una gran diversidad debido a la gran variedad de ambientes y nichos que existen en esta isla. Dada su gran diversidad, nos podemos preguntar qué comen los lémures de distintas especies y si su dieta varía de acuerdo a las diversas características biológicas y ecológicas entre ellas.

Estos animales tienen variados tamaños y formas. Además, existe una separación de nichos bien establecida, para evitar la competencia por los recursos cuando varias especies ocupan el mismo hábitat. Las especies de lémures de mayor tamaño pueden ser considerados animales omnívoros, ya que pueden aprovechar recursos de temporada y una gran variedad de insectos. Por otro lado, las especies de menor tamaño han especializado su dieta al consumo de insectos. En todo caso, qué comen los lémures depende de la disponibilidad de recursos en los microhábitats a los cuales se han especializado.

Varias especies también se han especializado al horario nocturno para evitar la competencia con los primates diurnos de este grupo. Las especies nocturnas se caracterizan por ser de pequeño tamaño y también por poseer adaptaciones especiales para consumir otros recursos.

Muchas especies seleccionan los recursos que aportan el mayor contenido de nutrientes, aunque en la mayoría de las especies existen diferencias estacionales y ambientales específicas de cada grupo. Entre todas las especies ha quedado claro que ninguna de ellas se restringe al consumo de un único tipo de alimento, así los lémures que consumen hojas pueden comer frutos ocasionalmente y aquellos que comen frutos pueden probar hojas e insectos.

Las especies de mayor tamaño

Algunas especies bien estudiadas como los lémures de cola anillada (Lemur catta), caracterizados por el llamativo patrón de su cola con pelaje blanco y negro, comen principalmente frutos, partes de hojas e incluso flores. También es posible observar a estos primates consumir cortezas y ramas, así como la savia de los árboles cuando los frutos escasean. El consumo ocasional de insectos para complementar la dieta no es raro entre los lémures de cola anillada.

Algunos reportes, indican que los lémures de cola anillada son muy oportunistas, pudiendo capturar pequeños vertebrados como camaleones e incluso aves, para alimentarse de estos. Los lémures de cola anillada se desenvuelven bien tanto en hábitats arbóreos como en el suelo. La búsqueda de alimentos influye sobre qué comen los lémures.

De esta forma, su dieta varía durante la época de fructificación y mientras disminuyen los recursos, cuando se alimentan básicamente de lo que encuentran en el suelo. Adicionalmente, los lémures de cola anillada tienen rangos de hogar grandes y son muy territoriales y sociales. Debido a esto, es común que establezcan disputas con otros grupos por el acceso a los recursos que se encuentran en el territorio de un grupo determinado.

Otros lémures como los sifakas (género Propithecus) son predominantemente folívoros y tienen una dieta muy homogénea en relación a la disponibilidad de alimento dentro de sus hábitats. Esto quiere decir que se alimentan de manera dirigida hacia un recurso determinado, mientras que los lémures de cola anillada, aunque consumen alimentos específicos con más frecuencia, tienden a mordisquear y probar diferentes recursos de manera aleatoria. Dentro de qué comen los lémures de cola anillada con más frecuencia, se encuentra el fruto de árboles como el Tamarindus, mientras que la dieta de los sifakas incluye cantidades similares de varias especies florales.

También nos podemos preguntar qué comen los lémures de la especie Indri indri, el cual es el lémur de mayor tamaño y se alimenta principalmente de hojas y brotes jóvenes de más de 40 especies de plantas, siendo las familias más importantes Lauracea, Clusiaceae y Myristicaceae. Debido a esto es considerada una especie altamente folívora o netamente herbívora, junto con las especies del género Propithecus.

Indri indri suele alimentarse por encima de los 20 metros en la copa de los árboles, a diferencia de otras especies que se alimentan a través de toda la extensión arbórea. Además, la dieta netamente herbívora puede ser confirmada debido a la morfología molar e intestinal que poseen estas especies. El consumo de semillas en los lémures del género Propithecus también es común cuando están disponibles. Otras especies relativamente grandes y herbívoras pueden ser nocturnas, como es el caso del lémur lanudo oriental Avahi laninger, el cual consume principalmente hojas y yemas foliares, como indica el análisis del contenido de las heces.

Alimentos de los lémures jóvenes

Una vez nacen, los lémures jóvenes se alimentan exclusivamente de la leche que produce la madre. Sin embargo, al alcanzar los dos meses de edad inician el consumo de alimentos sólidos, principalmente frutos. En algunas especies de Eulemur, han sido observados probando alimentos sólidos entre las cuatro y seis semanas de vida. Después del quinto de mes de vida, la producción de leche materna decae y los pequeños lémures son destetados definitivamente. Tras el destete, su dieta es idéntica a la de los individuos adultos.

En aquellas especies con hábitos herbívoros y con dietas altas en fibra, los individuos jóvenes pueden consumir sus propias heces para regular la flora intestinal y obtener bacterias clave para la fermentación de los alimentos en el ciego intestinal. De esta manera, los lémures folívoros y frugívoros puedes extraer la mayor cantidad de nutrientes posibles.

Qué comen las especies más pequeñas de lémures

Además de los lémures grandes de naturaleza herbívora, también cabe preguntarnos qué comen los lémures de tallas menores. Algunas especies de lémures se han especializado en el consumo de insectos de diversos grupos. Una de las especies más representativas es el aye aye (Daubentonia madagascariensis), una especie de lémur muy especializada en el consumo de insectos. Esta especie es plenamente nocturna y pasa la mayor parte del tiempo en la copa de los árboles. Posee una serie de adaptaciones que le permiten buscar, con alta precisión, insectos bajo la corteza de los árboles.

Entre estas adaptaciones, cuenta con un excelente oído y mandíbulas fuertes para arrancar parte de la corteza de los árboles. Además, el tercer dedo de la mano esta alargado notoriamente con respecto a los demás dedos de las extremidades anteriores, y es utilizado para dar golpeteos sobre la corteza, de manera que puede localizar larvas de insectos en galerías bajo la madera. Una vez localizas, abre un pequeño orificio e introduce este alargado dedo para extraer las larvas. También los aye-aye pueden complementar su dieta extrayendo pulpa de frutos duros como el coco.

Otras especies menores como el lémur ratón (Microcebus rufus), una especie nocturna, comen una gran variedad de insectos, dentro de los cuales tienen especial importancia los coleópteros. No obstante, podemos preguntarnos si dentro de qué comen los lémures de menor tamaño también se incluyen otros recursos. Para los lémures ratón, el consumo de fruta es muy importante, ya que está ampliamente representada en su dieta. Estos animales consumen fruta a lo largo de todo el año e incluyen más de 20 especies de plantas en su dieta.

Qué comen los lémures en cautiverio

Qué comen los lémures depende mucho de su contenido nutricional. En el caso de las especies del género Eulemur, la dieta en la naturaleza es moderadamente alta en fibra (hasta un 26%) en los lémures negros y cerca del 9% en los lémures mangosta. Además, sus alimentos no son excesivamente altos en el contenido de azúcares, pues contienen un máximo de 20%. La mayoría de las hojas consumidas por las especies de Eulemur (ejemplo Eulemur fulvus) tienen un gran contenido de aminoácidos esenciales y, además, cuentan con un bajo contenido de taninos y alcaloides.

Los alimentos ofrecidos en cautiverio distan, por mucho, de aquellos que pueden consumir en la naturaleza. Estos se resumen a un conjunto en común con otros animales frugívoros mantenidos en cautiverio. Ofrecer alimentos ricos en taninos, a lémures mantenidos en cautiverio, puede traer consigo problemas como la acumulación de hierro.

Adicionalmente, se debe considerar el contenido de fibra que se les proporciona, debido al tiempo de tránsito que pueda tener en el estómago y el intestino de estos animales. En algunas especies, como Eulemur y Propithecus, es común que los individuos regurgiten los alimentos para masticarlos después de alimentarse de frutos verdes y hojas. Por otro lado, la coprofagia es común como una forma de regular la flora intestinal y aprovechar nutrientes no procesados.

Varias especies de lémures se han mantenido con éxito en cautiverio alimentándose con productos concentrados, diseñados para un conjunto amplio de primates omnívoros. Además, su dieta es complementada con mezclas de frutos disponibles a nivel local. Todos los productos que comen los lémures en cautiverio deben ser controlados eficientemente para generar bienestar en los animales. Los productos frescos que se les ofrecen deben estar debidamente lavados y desinfectados, para evitar la propagación de parásitos e infecciones.

Referencias

  1. Atsalis, S. (1999).
  2. Britt, A., Randriamandratonirina, N. J., Glasscock, K. D., & Iambana, B. R. (2002).
  3. Harcourt, C. (1991).
  4. Pollock, J. I., Constable, I. D., Mittermeier, R. A., Ratsirarson, J., & Simons, H. (1985).
  5. Sato, H., Santini, L., Patel, E. R., Campera, M., Yamashita, N., Colquhoun, I. C., & Donati, G. (2016).
  6. Yamashita, N. (2002).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *