Saltar al contenido
Inicio » Mamíferos mascotas » Hurón, Mustela putorius furo, características y cuidados

Hurón, Mustela putorius furo, características y cuidados

huron doméstico, animal popular como mascota
hurón doméstico
depositphotos © lifeonwhite

El hurón doméstico o ferret es un mamífero del orden carnívoro, pertenece a la familia Mustelidae, mustélidos, que agrupa a más de 60 especies ordenadas en cinco subfamilias, concretamente el hurón pertenece a la subfamilia Mustelinae y familia Mustelidae, género Mustela, que reúne a su vez a 16 especies. El destinado a animal doméstico es una subespecie del turón europeo, Mustela putorius, denominándose a la subespecie Mustela putorius furo.

En inglés se le conoce como forrets, lo que en español significa hurón. Es la forma domesticada del turón europeo, aunque hay quienes piensan que pudo ser originado del turón de la estepa M. eversmanni. También se ha documentado que ejemplares de Mustela putorius furo pueden formar híbridos con el turón.

La domesticación de los hurones data de tiempos lejanos, pues desde antaño se le ha considerado como un animal de utilidad, ya que gracias a estos mamíferos se podía controlar las plagas de conejos. En tiempos actuales es utilizado como animal de compañía e incluso para muchas personas es un animal más sociable que los gatos. Existen gran variedad de colores: albinos, negros, plateados, etc.

Hábitat natural y distribución del hurón

El hábitat natural del hurón son preferiblemente áreas de vegetación cercanas a algunos cuerpos de agua, pueden establecerse en pastizales, matorrales, zonas boscosas y hasta cercanas a áreas urbanas.

Los hurones se encuentran distribuidos globalmente, al ser utilizados como mascotas en muchas partes del mundo, en algunas regiones ha sido introducido para control de plagas, como en el caso de Nueva Zelanda (aproximadamente en el siglo XIX) que fue introducido para controlar una sobrepoblación de conejos existente. También se han documentado algunas pequeñas poblaciones de Mustela putorius furo en la naturaleza, probablemente producto de ejemplares que se escapan, aunque no viven mucho tiempo.

Hábitos o costumbres del hurón

El hurón es una especie de hábitos crepusculares, pasan muchas horas descansando; cuando están despiertos son activos y muy curiosos, por eso es necesario extremar precauciones para evitar accidentes hogareños, sobre todo por la facilidad que tienen en introducirse en cualquier lugar inesperado. Son animales muy sociables, de hecho les encanta jugar con los humanos, también con otras mascotas si se les ha integrado desde pequeño.

Características de los hurones

El hurón es un mustélido de mediano tamaño, con medidas que oscilan entre los 48 y los 56 cm de largo, posee un pelaje de colores pardos y oscuros, aunque también existen ejemplares que son albinos. Presenta un cuerpo largo con cuello también largo y cuatro patas cortas, cabeza pequeña con ojos de color marrón y orejas pequeñas y romas, las patas poseen dedos con garras no retractiles, la cola es tupida. Existe un dimorfismo sexual en estos mamíferos, ya que los machos son más grandes y pesados que las hembras, así, los machos pueden llegar a alcanzar hasta 2 Kg de peso corporal, mientras que las hembras un poco menos que 1 Kg.

El cuello largo y su cabeza triangular les hace perfectos para la caza en madrigueras, para lo que fueron domesticados. Cambian la dentición a los 50 días y les sale su primera a los 17 días.

La longevidad del hurón ha sido reportada apenas de 2 a 4 años para los especímenes en la naturaleza, mientras que para los ejemplares en cautiverio, utilizados en zoológicos o que conviven como mascotas con los humanos, el tiempo de vida puede extenderse hasta aproximadamente 10 años.

Algunas investigaciones señalan diferencias anatómicas en cuanto al cráneo de los especímenes del turón y el hurón, pero estas relaciones son bastante controversiales y hacen faltan más estudios esclarecedores.

Mustela putorius furo, al igual que el turón, posee una par de glándulas ubicadas en la parte posterior, específicamente en la base de la cola, que secretan una sustancia cremosa de olor desagradable y que utilizan para marcaje de territorio y también es expulsado cuando el mustélido se asusta o se enoja. Investigaciones han comprobado que las secreciones de éstas glándulas de los machos y las hembras son exactamente iguales, excepto durante la época de reproducción.

Alimentación del hurón

Son carnívoros estrictos que necesitan una alta cantidad de proteína de buena calidad. Requieren un  30-40% de proteína, por lo que el pienso de hurones o el comercializado para gatos cachorros es el recomendado para ellos. Además es indispensable administrar taurina, que debe estar presente el el balanceado comercial que facilitemos al hurón.

Los preparados balanceados existentes en el mercado cubren las necesidades nutricionales de los hurones, se trata de alimentación seca o húmeda y con alto contenido en proteínas. Es la mejor opción teniendo en cuenta que son animales carnívoros, en definitiva, podemos concluir que la alimentación industrial ofrece una dieta equilibrada acorde con las necesidades alimenticia del mustélido.

No es recomendable facilitar al hurón carne cruda, ya que pueden portar bacterias perjudiciales, en todo caso es necesario que esté hervida y que su suministro no comprenda su fuente principal de alimentación, se facilitará como complemento en días alternos. Otros complementos o premios pueden ser potitos de bebés o frutas y verduras frescas en pequeñas proporciones y suficientemente troceadas para facilitar su ingesta.

Qué comen en la naturaleza

Al tratarse de un animal carnívoro, la dieta del hurón debe ser a base de carne, se ha observado que ejemplares en libertad se alimentan de diversas presas, las preferencias alimentarias son los mamíferos (comúnmente conejos, liebres y roedores), seguidos de algunas aves y sus huevos. En su dieta también pueden incluir en menores proporciones las ranas y anguilas, y aunque los insectos no constituyen una parte importante de su alimentación, se ha observado que pueden incluirlos en algunas ocasiones.

Las preferencias alimentarias están relacionadas directamente con la disponibilidad y la vulnerabilidad de las presas. Se ha evidenciado que las hembras tienden a consumir presas de menor tamaño que los machos y con una frecuencia mayor.

Mustela putorius furo puede llegar a consumir hasta 42 g de alimento por Kg de peso diario en el caso de los machos y 49 g en el caso de las hembras. El tiempo medio del consumo de los alimentos y digestión de los mismos es de aproximadamente 182 minutos, tiempo reducido, debido a que poseen un tracto gastrointestinal corto.

Cuidados, educación y socialización

Al igual que al gato, se le puede educar para que realice sus deposiciones en un cajón arenero, requerirá además algunos cuidados como corte regular de uñas, cepillados, limpieza de oídos y no le vendrá mal algún baño cada mes, aunque algunos expertos sugieren no bañarlos, ya que consideran que puede aumentar el mal olor, recomiendan mejor la castración para la desaparición de problemas relacionados con mal olor. También ha de limpiarse concienzudamente sus accesorios.

La limpieza es un factor esencial en estos animales, ya que desprenden un olor desagradable para el hombre, que le sirve para poder demarcar su territorio del resto de sus congéneres. La adopción desde cachorro es la mejor alternativa, de esa manera se adaptará mejor al nuevo hogar; es necesario manipularlo regularmente para que el contacto humano sea de su agrado y no muestre señales de agresión hacia el medio doméstico.

Para facilitar el ejercicio físico, es importante sacarlo de la jaula diariamente, al menos un par de horas, y dejarlo que transite por alguna habitación de nuestra vivienda, siempre extremando precauciones para que no pueda escapar o manipular cableado eléctrico u otros accesorios domésticos perjudiciales para el hurón. Las jaulas deben ser espaciosas, con suelos blandos por su costumbre de excavar.

A no ser que se castren, tienen que vivir de forma solitaria. Los habitáculos deben estar correctamente separados en zonas de alimentación, descanso, deyección, etc.

Comportamiento

El comportamiento de los hurones es más sumiso que el de los turones, son más tranquilos, menos veloces y más fáciles de controlar, obviamente porque están domesticados, pero también hay ejemplares que son más rápidos y si se escapan son difíciles de atrapar nuevamente. Los hurones son capaces de emitir vocalizaciones, diferentes llamadas o advertencias, también si se sienten amenazados. Son animales bastante inteligentes y hábiles, a los que puede enseñársele algunos trucos.

Manejos

Para un correcto manejo, sobre todo en caso de presentar heridas u otras enfermedades, es necesario cogerles por la piel del cuello y acariciar el abdomen hacia abajo aprovechando su efecto calmante. Posteriormente, cogerle la cabeza y las extremidades anteriores con una mano y las posteriores con la otra.

Reproducción de los hurones

Hurón cría
Volodymyr Khodaryev (sp.depositphotos.com)

El apareamiento en los hurones sigue un sistema poliginico, es decir, que los machos se aparean con varias hembras. En la etapa reproductiva, los hurones machos, secretan una clase de aceite de sus glándulas cutáneas, lo que le da a su piel un color amarillento; los signos que las hembras hurones muestran son aumento de la vulva, la cual toma un aspecto rosáceo.

La copulación dura aproximadamente 1 hora, aunque pueden observarse variaciones que van desde los 15 minutos a las 3 horas. En estos mustélidos no se da el fenómeno de implantación retrasada, por lo tanto el desarrollo embrionario es directo. Se describen como animales poliéstricos y con ovulación inducida.

La madurez sexual en hembras es alrededor de seis meses y machos a los nueve; la gestación dura unos 43 días de media, paren un promedio de entre 2 a 16 crías, las cuales nacen sin pelo, sordas y ciegas. Abren los ojos a los cinco días y a partir de la quinta semana empiezan a digerir alimento sólido; empiezan a valerse por sí solos a partir de los dos meses de vida.

Dos semanas antes del parto se debe preparar un buen lecho, por ejemplo, una caja a la que introduciremos tela o alguna cama acolchada para facilitar la comodidad de la progenitora; no se debe manipular a la hembra ni a sus crías hasta transcurrido tres semanas desde el parto, ya que la hembra puede abandonar a sus crías, concluido ese periodo, podemos renovar el lecho y empezaremos a manipular a los pequeños hurones para que se acostumbren al contacto humano.

Es fácil saber cuando se inicia el celo en la hembra, ya que como manifestamos experimenta un aumento de la vulva, además se producen descargas vaginales de modo regular. Es fértil a partir de los 10 días, momento en el que se podrá aparear con el macho, al que debemos incorporar en la jaula de la hembra. El ritual reproductivo es violento, el macho muerde el cuello de la hembra para inmovilizarla y facilitar la cúpula, en ocasiones se producen agresiones y vocalizaciones a modo de gritos o chillidos. Para asegurar el éxito en la reproducción, es necesario que permanezcan conviviendo en comunidad un mínimo de dos días.

Salud del hurón

Si queremos que se conserve en optimas condiciones de salud es necesario una visita veterinaria, al menos una vez al año, para que el profesional explore al animal y nos proporcione unas pautas o consejos a seguir, sin duda beneficiará positivamente en cuanto a su buen estado de conservación o calidad de vida. Las desparasitaciones regulares y proporcionalos las vacunas acordes con el protocolo que determine el veterinario es de importancia vital para estos curiosos mamíferos. Principalmente se le vacunará del moquillo y rabia.

Principales enfermedades

Enfermedad de Cushing: Se produce por un desorden hormonal originado en las glándulas suprarrenales, muy común en estos animales por hiperplasia o por un tumor en las glándulas suprarrenales. Se observa una calvicie simétrica que empieza en las ancas y avanza progresivamente hacia la cabeza, ocasiona picores, granos y enrojecimiento de la piel. Puede complicarse con anemia grave, y en los machos produce agresividad y agrandamiento de la próstata. En hembras hay un agrandamiento vulvar y secreción purulenta.

Insulinoma: Tumor en el páncreas que produce un aumento de insulina con la correspondiente bajada del azúcar en sangre.

Hiperestrogenismo: Se produce por un mantenimiento de los niveles de estrógenos durante el periodo de cría. Las hembras de hurón necesita ser inducidas sexualmente para que estos niveles de estrógenos bajen, ya que son incapaces de salir del celo de forma natural y pueden morir.

Linfoma: Muy común en estos mustélidos a partir de los dos años de edad. Puede ser tratado médica o quirúrgicamente según el caso.

Síndrome de Waanderburg: Defecto genético que tienen los hurones, mantienen una franja blanca en la cara o en la totalidad de la cabeza, se caracteriza por una sordera superior al 75%.

Enfermedad aleutiana: Causada por un parvovirus que afecta al sistema inmune, no hay cura para esta enfermedad.

Mastocitomas: Suelen ser tumores benignos situados en las mamas, es preciso su extracción para la recuperación del mustélido.

Moquillo: Es altamente mortal por lo que nunca se debe descuidar la vacunación del animal.

Precio y venta de hurones

Actualmente se puede conseguir un hurón en tiendas especializadas de animales, también en criaderos e incluso algunos particulares ofrecen pequeños mustélidos a precios bastante asequible, el precio medio ronda entre 40 a 100 euros, aunque a ello hay que añadir la jaula y demás accesorios necesarios para su alojamiento, sin olvidarnos de productos referentes a su alimentación e higiene.

Importancia para el humano

Mustela putorius furo tiene importancia para el hombre por su uso como mascotas, aparte que en algunas regiones se usa como controlador de plagas, sobre todo de conejos y de roedores, pero hay que tener cuidado con este uso, ya que al ser mamíferos carnívoros pueden influir de forma negativa al depredar otras especies nativas como aves o sus huevos.

Como otro impacto negativo también podemos mencionar el hecho de que pueden ser portadores de algunos parásitos tanto externos (garrapatas, pulgas) como internos (cestodos, nematodos, protozoos), y transmisores de algunas enfermedades para el hombre.

Información taxonómica de Mustela putorius furo

Hurones domésticos o macotas
Hurón mascota.
Olga Yastremska (sp.depositphotos.com)

Reino: Animalia, animales
Subreino: Eumetazoa, eumetazoos
Filo: Chordata, cordados
Subfilo: Vertebrata, vertebrados
Clase: Mammalia, mamíferos
Subclase: Theria, terios
Orden: Carnívora, carnívoros
Suborden: Caniformia
Familia: Mustelidae, mustélidos
Subfamilia: Mustelinae
Género: Mustela
Especie: Mustela putorius (descubierto por Linnaeus en el año 1758)
Subespecie: Mustela putorius furo.

Autores consultados

Última actualización: incorporación texto, autor Geogelín Espinoza (publicado 19/10/2021)

  • Arija, C. (2010).
  • Bell, J. (1999).
  • Blandford, P. (1987).
  • Bleavins, M.; Aulerich, R. (1981).
  • Duda, J. (2003).
  • Lindeberg, H. (2008).
  • Roser, R.; Lavers, R. (2010).

3 comentarios en «Hurón, Mustela putorius furo, características y cuidados»

  1. Tengo un huron pero tiene una bola en un costado de su cara como una berruga o un tumorcito y otra similar a un costado de su cuerpo solo q esa no es abultada me podrian ayudar para saber q es

  2. German Peña Martinez

    Deseo preguntar lo siguiente: estoy desarrollando un proyecto de desminado humanitario, utilizando animales de peso liviano que puedan ubicar minas anti personales; sin que los hurones sufran ningún daño, es posible adiestrar estos seres vivos para esta actividad?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.